sábado, 30 de abril de 2016

STRUDEL DE MANZANA


Para la masa:
300 gr. de harina, 100 ml de agua, una cucharada de aceite de oliva, un huevo y un pellizco de sal, 
Para el relleno: (sobrará) 2 manzanas, 4 cucharadas soperas de azúcar, 1 cucharada de azúcar vainillado y otra de canela, 30 pasas, 6-8 nueces, 4 cucharadas pan rallado, 50 gr de mantequilla, un chorretón de ron.

Elaboración:
Hacemos la masa juntando los ingredientes y amasando, deja reposar antes de estirar tapada con un film.
En una sartén, derretimos la mantequilla y la mezclamos con el pan rallado, removiendo hasta que se forme una especie de arena de color dorado. Reservamos.
Pelamos las manzanas y las cortamos en trozos añadiendo el azúcar y la canela. Ponemos las pasas en remojo con el ron para que se vayan hidratando.
En un bol mezclamos la mitad del preparado de pan rallado con las manzanas, las pasas y el ron y removemos bien hasta mezclar los ingredientes, esto se puede cocinar un poco o no.
En una superficie enharinada, estiramos la masa inicialmente con el rodillo y después, metiendo la mano por debajo y estirando hasta que prácticamente esté transparente. Una vez estirada, la ponemos sobre un paño amplio de cocina enharinado que nos servirá después para enrollar el strudel.

Sobre la masa repartimos el resto del pan rallado que tostamos con la mantequilla sin necesidad de cubrir toda la superficie, sino echando un pegote por cada zona sin preocuparnos demasiado. Añadimos las nueces partidas en trozos también de forma repartida y ponemos el relleno extendido sobre un tercio de la superficie. Doblamos los bordes laterales de la masa y la enrollamos empezando por el lado que tiene relleno. Una vez enrollado el strudel, lo pintamos de huevo batido y lo horneamos a 180º durante unos 30-40 minutos sin pasarnos de dorado.