miércoles, 8 de mayo de 2013

Tarta de santiago



  • 250 gramos de almendra molida cruda variedad Marcona, 5 huevos grandes XL, 200 g de azúcar blanquilla o normal,
  • La ralladura de la piel de 1 limón (sólo lo amarillo), 1/2 cuchara pequeña rasa de canela molida (unos 5 g),
  • 1 chupito de aguardiente de hierbas o del licor que más te guste, 50 g de azúcar molido o glass para adornar la tarta

  •  Colocamos la almendra molida en el horno a unos 120º durante unos 10 minutos, de esta manera conseguimos que la almendra suelte sus aceites y aromas, a la vez que desaparece parte de la humedad que suele tener la almendra cruda. También podéis hacerlo en una sartén tostando la almendra a temperatura baja.
  • Mientras la almendra se está tostando añadimos en un bol el azúcar y los huevos. Batimos todo bien hasta que blanqueen un poco. Reservamos.
  • Lavamos el limón, secamos y rallamos la mitad del mismo. Añadimos la ralladura, medio chupito (25 ml) del licor que más os guste  y media cuchara de canela molida a la mezcla del huevo.
  • Dejamos que se enfríe la almendra tostada y cuando esté tibia añadimos la crema de huevo aromatizada. Mezclamos bien con una espátula, sin llegar a batir, sólo remover los ingredientes para que la almendra se junte bien con la crema de huevo.
  • Precalentamos el horno a 180º centígrados (arriba, abajo y aire).
  • Untamos el molde desmontable con la mantequilla y vertemos la mezcla en el mismo. Introducimos la tarta en el horno a 180º centígrados durante 35 minutos hasta que la superficie esté bien dorada.
  • Cuando la tarta esté bien horneada la sacamos y dejamos que se enfríe. Unos diez minutos después desmoldamos, ponemos una plantilla recortada de una cruz de santiago o una vieira de peregrino y adornamos con azúcar glass.