miércoles, 1 de febrero de 2017

CEBOLLAS RELLENAS, SÉMOLA DE MAÍZ, MEJILLONES Y PARMESANO CRUJIENTE


Ingredientes para la cebolla:
3 cebollas, aceite de oliva virgen extra, comino en polvo, sal y azúcar
Ingredientes para el relleno:
½ calabacín, ½ berenjena, 1 pimiento rojo, aceite de oliva virgen extra, 1 diente de ajo, tomillo, romero, perejil, vino blanco, sal.
Ingredientes para la polenta:
100 gr. de sémola de maíz, 200 ml. de leche, 150 ml. de agua, 50 gr. de mantequilla, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, romero, tomillo, 1 diente de ajo, sal, 50 gr. de parmesano.
Ingredientes para los mejillones:
250 gr. de mejillones, 100ml. de agua, 50 ml. de vino blanco, 1 cebolleta cortada en cuartos, 1 hoja de laurel, tomillo.


Elaboración de las cebollas:
Pon en un cazo con agua, el aceite, comino, sal y azúcar a cocer a fuego muy lento durante 30 min las cebollas peladas, cuando estén , saca a un escurridor, corta la parte de arriba y retira el interior para poder rellenarlas. Reserva el interior que hemos sacado.
Elaboración del relleno:
Lava, seca y despepita si es necesario las hortalizas, pica en daditos y rehoga en sartén con aceite de oliva, con el ajo y las hierbas hasta que estén tiernas, desglasar con vino blanco y sazona al gusto. Reserva.
Elaboración de la sémola de maíz:
Prepara al fuego con todos los ingredientes, reservando el parmesano rallado justo hasta el emplatado.
Elaboración  de los mejillones:
Pon los ingredientes en un cazo tapado hasta que se abran los mejillones, reserva el jugo.
Emplatado:
Precalienta el horno, en una bandeja forrada de un papel de hornear pulveriza el parmesano rayado, gratina y deja que enfrié.
En una batidora pon el jugo de los mejillones, el interior de las cebollas y perejil, tritura muy fino. Añade un poco de mantequilla y sal y bátelo. Rellena las cebollas con las verduras y coloca en una bandeja de horno para calentar.

En un plato sopero pon el caldo verde, encima la polenta con el parmesano y encima la cebolla caliente, decora con los mejillones ,con el crujiente de parmesano y un chorrito de AOVE.